Está en... Inicio > Cápsulas > DMANOSA

DMANOSA

Descripción

Dmanosa, producto recomendado por Andrea Moritz, en España. Envase de 60 cápsulas de 500mg.   Monosacárido 100% natural extraído de maderas de bosques europeos, es dulce como el azúcar y se encuentra de forma natural en los arándanos azules y en el zumo de piña. Gliconutriente esencial, sin efectos secundarios...
Ver descripción completa
19,00 €
Añadir al carro

Descripción completa del producto: DMANOSA

Dmanosa, producto recomendado por Andrea Moritz, en España.

Envase de 60 cápsulas de 500mg.

 

Monosacárido 100% natural extraído de maderas de bosques europeos, es dulce como el azúcar y se encuentra de forma natural en los arándanos azules y en el zumo de piña. Gliconutriente esencial, sin efectos secundarios e hipoalergénico.

 

Ayuda a prevenir y tratar de modo muy efectivo cistitis, infecciones urinarias y de vejiga

 

 

COMPOSICIÓN:

Dmanosa (500mg por cápsula), Maltrin, fosfato dibásico de calcio, dióxido de silicio coloidal y estearato de magnesio. Cápsula de gelatina.

 

DOSIFICACIÓN:

Prevenir: suele ser suficiente con 3 a 6 cápsulas a la semana.  

Casos medios: 3 cápsulas al día.

Casos severos: 3 cápsulas cada 2 ó 3 horas, un total de 4 ó 5 veces al día.


OBSERVACIONES:

Es 100% seguro. Interacciones medicamentosas: No se conocen. En caso de embarazo o lactancia consulte con su medico.  Aunque no modifica el azúcar en sangre, los diabéticos deben consultar a su médico. La Dmanosa es un isómero de la glucosa monosacárido natural extraído de la madera de los árboles pertenecientes a la familias de los Fagaceae y los Betulaceae, diversos bosques europeos, sin ayuda de ningún disolvente.

 

CÓMO ACTÚA:

Las bacterias Escherichia Coli (E.coli) actúan como un comensal formando parte de la flora intestinal y ayudando así a la absorción de nutrientes. Esta bacteria junto a otras es necesaria para el funcionamiento correcto del proceso digestivo, además de producir las vitaminas B y K.

El problema viene cuando las E.coli penetran en el tracto urinario, ya que pueden infectar la vejiga. De hecho, el 85% de las cistitis son producidas por este motivo.

Esta dolencia es muy común en mujeres sexualmente activas entre las edades de 20 a 50 años, pero también puede presentarse en aquellas que no son sexualmente activas. Y menos común en los varones ya que las uretras de las mujeres son relativamente más cortas, por lo que las bacterias no tienen que viajar tanto para ingresar a la vejiga.

Los adultos mayores también presentan un elevado riesgo de desarrollar cistitis debido en parte a afecciones que causan un vaciado incompleto de la vejiga. Cuando el sistema inmune no consigue erradicarlas, las E.coli se pegan a las paredes interiores del tracto urinario y la vejiga.

Los síntomas generales son: incontinencia, presión en la parte inferior de la pelvis, micción dolorosa, necesidad frecuente o urgente de orinar, necesidad de orinar en la noche, color turbio y/o sangre en la orina, y fuerte olor. Si la infección no es tratada a tiempo puede desembocar en una infección de renal.

La gran diferencia entre los antibióticos convencionales y la Dmanosa es que los primeros a parte de destruir los microorganismos que causan la infección, destruyen la flora beneficiosa, la cual es básica para controlar las bacterias infecciosas siendo la base del sistema inmunológico. Es muy común que se repitan las mismas infecciones e incluso se den infecciones fúngicas por la carencia de esta protección.

La Dmanosa una vez ingerida la mayor parte es absorbida por el estómago y el tracto gastrointestinal antes de llegar a los intestinos. Casi todo es filtrado a los riñones y es evacuado por la orina. Gracias a esto, su uso es idóneo para el tratamiento de trastornos urinarios ya que envuelve las bacterias E.Coli, desprendiéndolas de las paredes dónde están adheridas y expulsándolas mediante la orina, sin afectar a ningún otro microorganismo, y resultando ser un tratamiento sencillo y eficaz sin ningún tipo de efecto secundario.

Descubrimos, a pesar del mito popular, que el jugo de arándano empeora las cosas para la mayoría de la gente, porque E.coli puede metabolizar el ácido hipúrico que el arándano pone en la orina. Así que, básicamente, arándano alimenta las bacterias.

Aunque algunos arándanos, muy maduros contienen alguna traza de manosa, no contienen cantidad suficiente para que sea financieramente viable para extraerlo. Se ha calculado que se necesitarían toneladas de arándanos frescos para extraer una cantidad suficiente, además, a pesar del mito popular, el zumo de arándano empeoraría las infecciones por E.coli, ya que este puede metabolizar el ácido hipúrico que el arándano expulsa en la orina, y en vez de combatirlo, básicamente, el arándano alimenta las bacterias.

La dmanosa es un nutriente muy importante para el tracto urinario y la salud de la próstata, y estos dos usos principales están vinculados. Está presente en cantidades suficientes en la mayoría de los tejidos celulares, y cuando se agrega a la dieta se excreta rápidamente del organismo, de manera similar que excretan el exceso de vitamina C. Al cabo de una hora, más del 90% de la dmanosa acaba en la orina, el resto llega a los otros fluidos que excretan, incluyendo los excrementos, la eyaculación y la próstata.

En la próstata, la dmanosa hace el mismo trabajo que hace en la vejiga, actúa como anti-inflamatorio natural, y combate cualquier tipo de bacterias presentes.

19,00 €
Añadir al carro